Yojou-han Shinwa Taikei, lo nuevo de Yuasa

Publicado en por Kenji

 

1yojou

 

¿Qué pasa cuando un animador comienza tener éxito? Una de dos: o sigue intentando innovar y no repetir hasta la saciedad las fórmulas que en el pasado le han dado buenos resultados o por el contrario se encasilla, agota y exprime todo aquello que le ha llevado a lo más alto. Hace algunos años descubrí a Masaaki Yuasa. Un cortometraje llamado Noiseman Sound Insect me llamó la atención sobremanera. Desde entonces no he parado de ver sus posteriores trabajos. Animación tras animación, diseño tras diseño he podido comprobar cómo Yuasa se reinventa a sí mismo, manteniendo siempre ciertas bases, ciertas premisas que hacen que todos y cada uno de sus animes tengan esa “marca de la casa” que tanto nos gusta ver en los trabajos que realiza. Un nuevo corto en el año 2003 que llevó por nombre Cat Soup me volvió a encandilar. El gran reconocimiento a nivel internación con la película Mind Game, creó gran expectación en cada nuevo anime en el colaboraba o dirigía y dirige, y así, de esta manera, en muchas partes del  mundo la gente pudo disfrutar de Kemonozume. Con Kaiba,  Yuasa recuperó el estilo de Tezuka y elevó a obra maestra una historia plagada de grandes dosis filosóficas.6yojou

Con un estilo diferente y muy característico, este animador es capaz de  combinar diferentes estilos en apenas un minuto de animación, llegando a dar la impresión de que los diseños pertenecen a animadores diferentes.

No suele ser normal encontrarse con un animador que no sigue directriz alguna, que huye de los patrones establecidos y que hace de la fluidez y el dinamismo su bandera. No creo que sus diseños se basen el feísmo como sostienen algunos. La manera en que distorsiona los cuerpos de sus personajes, al principio cuesta asimilarlo (este es un recurso que se puede ver en otros animadores japoneses como Koji Yamamura. Un claro ejemplo es su cortometraje “Un médico rural”), pero una vez que has entrado en la espiral de Yuasa, da la impresión de que la estética que utiliza es preciosista, sencilla, a veces aniñada pero tremendamente eficaz y agradable a la vista, con una estupenda combinación de colores, acordes a los diseños y a la historia que quiere transmitir. Todo está perfectamente coordinado y pensado para que el espectador tenga un impacto en el mismo instante en el que comienza a ver un anime de Masaaki Yuasa.

Recientemente se ha estrenado Yojou-han Shinwa Taikei. Como siempre, los incondicionales de este fantástico animador esperamos con impaciencia su estreno, expectantes. Sabíamos por diversas fuentes que estaría basado una novela de la escritora Morimi Tomihiko. Sabíamos que el dirigiría el cotarro y que Madhouse sería la encargada de poner los medios necesarios para poner en marcha el nuevo trabajo. El diseño de personajes correría a cargo de Yusuke Nakamura, conocido sobre todo por ser el diseñador de casi todas las portadas de los discos del ya famoso grupo japonés Asian Kun-Fu Generation. Nos sabíamos de que trataría, no sabíamos que aspecto tendría así que solo nos quedaba esperar.

Pasados ya varios meses y después del esperado estreno me dispuse a ver el primer episodio. He de decir que la primera escena define mi estado de ánimo después de verla. Con un ritmo endiablado, uno de los dos personajes que aparecen en escena comienza a hablar a la velocidad de la luz. Las letras de los subtítulos aparecían y desaparecían ante mis ojos como por arte de magia, la vista se me nublaba y no era capaz de centrarme. Tenía dos opciones o leer únicamente los subtítulos o dedicarme a observar los diseños y el conjunto del anime. Decidí que lo mejor era leer y en un segundo visionado centrarme el conjunto.

Cuesta al principio seguir el ritmo cardíaco que Yuasa impone sobre todo en los tres primeros capítulos, sin embargo poco a poco el vendaval amaina y se puede observar una historia muy bien construida, llena de personajes secundarios extraordinarios, con dos protagonistas que podríamos pensar que son patéticos y que las situaciones por las que pasan son extremas e incluso surrealistas, pero sin embargo estoy seguro de que sus pensamientos, algunos de ellos, alguna vez los hemos tenido también cada uno de nosotros, y nos hemos tirado de los pelos por algún personaje que podríamos calificar como “políticamente correcto”. Yuasa desmonta con este anime,5yojou la visión del universitario japonés que tenemos en occidente, y nos propone la historia de unos alumnos que no siempre son los más populares ni los más atléticos y guapos y que buscan destacar en algo sin lograrlo en la mayoría de las ocasiones. El amor de una chica se les niega día tras día, y buscan constantemente la manera de atraer su atención con planteamientos inverosímiles.

Quizás me quedo con algo que no había visto en ningún anime de Yuasa hasta la fecha, y es la repetición de ciertas escenas a lo largo de todos los capítulos. Escenas que a pesar de verlas en cada episodio es como si se vieran por primera vez y uno se ríe como si precisamente fuese la primera y única vez que el gag  va a entrar por los ojos.

Hay quien compara Yojou-han Shinwa-Taikei con uno de los grandes éxitos de la temporada: Urakawa Under the Bridge. Non se parece en nada. Si es cierto que en un primer instante puede parecer que el tipo de personajes tienen algo en común pero simplemente es una primera impresión. Urakawa Under the Bridge, si guarda parecido con algún anime, es con Sayonara Zentsubo Sensei, aunque lo cierto es que pierde fuelle con el paso de los capítulos, algo no le pasa a Sayonara. Las comparaciones siempre son odiosas y un anime de Yuasa nunca se va a parecer nada que no sea a Yuasa. No le ha beneficiado nada esta comparación tan poco afortunada, porque ha entrado de tapadillo, sin mucha repercusión mediática. Los “puristas” del anime la han calificado como fea, con diseños horribles y con una historia que no se entiende en absoluto.

Lo cierto es que Yuasa, ha arriesgado mucho una vez más, cambiando de nuevo el diseño de personajes, poniéndolos en un ambiente conocido pero en situaciones poco ortodoxas, y haciendo flashbacks que a más de uno lo enloquecerán y lo cabrearán, hasta que descubran que es lo que se oculta tras tanta desgracia de nuestro joven protagonista y el gran secreto se descubra y sea revelado.

De nuevo se demuestra que con Masaaki Yuasa nada es lo que parece y que por desgracia los mal llamados “puristas “ no solo interpretan mal las lecturas que se puede hacer de una obra, sino que en la mayoría de los casos ni siquiera se dignan a contemplarla y verla para hacer una crítica constructiva. Solo alguien como este fantástico animador podría hacer un homenaje  al manga 20th Century Boys de Naoki Urasawa que dura todo un capítulo, y lo hace de manera magistral. En definitiva un anime que quizás no cubra las expectativas de muchos fans de Yuasa, por tener un planteamiento a priori bastante diferente y lleno de cambios temporales con respecto a otros trabajos suyos, pero para aquellos que por primera vez hayan visto o vayan a ver un anime de estas características, seguro que una vez vean el último capítulo tendrán unas ganas irrefrenables de seguir viendo las animaciones tan diferentes, surrealistas y experimentales de Masaaki Yuasa.


Fragmento del anime [diez primeros minutos]

 

 

 

 

 

Imágenes de Yojou-han Shinwa Taikei

(Para ver las imágenes en grande pincha aquí)

 

 

13yojou

 

11yojou

 

10yojou

 

12yojou

 

2yojou

 

8yokou

 

 

4yojou

 

7yojou

 

3yokuo

Etiquetado en Anime Experimental

Comentar este post