Kyoko Murase: mundo etéreo

Publicado en por Kenji

 

 

 

 

008.jpg

 

 

Sus dibujos inspiran calidez, calma. Viven en un inmeso mundo etéreo. Transformar simples líneas y pinceladas de la manera en que lo hace kyoko Murase hace que me apetezca hablar especialmente de su obra. Aunque no lo parezca su trabajo rebosa luz. Una luz que lo inunda todo, desde el centro de la pintura y que sale disparado hacia diferentes zonas hasta salir completamente de los bordes del lienzo.

 

La figuras femeninas, protagonistas en todo momento se balancean entre ojo y ojo del espectador, siguen el camino perfecto para transformarse de luz a un serpenteante brote de soja húmedo y ambriento a la espera de que miles de ramificaciones surjan en cualquier momento.

 

Los sentidos se agudizan cuando esas formas femeninas se muestran envueltas en olas  enbravecidas y las chicas de largos cabellos nadan a través del mar picado. Una sensación de somnolencia recorre por un momento los pensamiento de aquel que contempla la imagen y se lanza a la aventura de buceo entre liquido acuoso y oscuro.

 

Flotando o nadando podemos observar como la muerte acecha en todos los puntos cercanos a las muchachas, y aunque no fuera así, aunque la muerte obviara a su presa , el silencio y la soledad, marcan la frontera de la cordura.

En muchas de sus obras la niebla sustituye a la mar, y lugares sin agua y luz corrompen la mente de las etéreas muchachas que pierden el sentido a cámara lenta para adentrarse en el abismo, en una espiral de largo recorrido como el centrifugado de una lavadora de los años 50

 

Esferas luminosas, rayos y círculos, que acelaran su movimiento acomo si acabasen de entrar en autopista de largas líneas rectas que llevan a ninguna parte. Ráfagas de luz que se filtran entre invisbles prismas dejan entrever lo que está aconteciendo en el interior de las muchachas.

Un regalo desde Japón para los sentidos.

 

 

Imágenes de  Kyoko Murase

 

007.jpg

 

006.jpg

 

009.jpg

 

010.jpg

 

011.jpg

 


Etiquetado en Ilustradores japoneses

Comentar este post