Respuestas sobre " LA Nouvelle Manga"

Publicado en por Kenji



Nunca escribo una entrada como la que hoy voy a publicar, y lo haré de forma excepcional ya que he visto que se han sacado conclusiones un tanto desacertadas de lo que es este blog, los temas de los que trata y se hablan y sobre todo de mi opinión en la reciente entrada publicada hace dos días, en la cual daba mi punto de vista sobre el Movimiento Nouvelle Manga. A lo largo de este artículo intentaré explicar de la mejor manera posible mi postura  respecto a ciertos temas y responder convenientemente a aquellos que me han hecho preguntas muy concretas.

Serial Experiments nace como blog  con la intención de dar a conocer una serie de mangas y animes un tanto diferentes si los comparamos con los animes y mangas que normalmente vemos. No solo se habla en este blog de temas relacionados con la animación sino que se abordan otro tipo de contenidos, asuntos o cuestiones como pueden ser el cine, la fotografía, arquitectura japonesa, así como la cultura, tradiciones y leyendas de un país en constante cambio como es Japón.

A lo largo de mis años como aficionado al manga y al anime, que son muchos, he podido ver, como no solo cambiaba el tipo de gente que se acercaba a este  “mundo” tan amplio sino que también he comprobado como los estilos de dibujo, las historias que se contaba y se cuentan ahora son diferentes. Los puntos de vista y los enfoques son en muchos casos abismales y no por ello un anime es mejor que otro o un tipo de animación es bueno y otro no. Los gustos siempre son subjetivos y cada persona tiene uno. Con el manga y el anime pasa exactamente lo mismo. Cada aficionado busca ese estilo que le agrade y satisfaga sus necesidades como consumidor. Pero vallamos por partes. De este tema hablaré un poco más adelante. Ahora me gustaría valorar la opinión que TitanLux ha dejado en el blog sobre el Artículo: El extraño caso de Frédéric Boilet y la "Nouvelle Manga"

TitanLux , en tu comentario haces una reflexión. Dices que “si estos autores venden y la crítica los alaba será por algo, ningún autor consigue buenas criticas sin que su obra también lo sea”. Creo, que tienes parte de razón y no me equivoco al decir que nadie consigue publicar un comic sin ser medianamente bueno en lo que hace. Mi crítica a estos autores viene dada por ser estandartes de un movimiento del cual ellos se empeñan en diferenciar de cualquier tipo de manga o cualquier comic o dibujo con influencia manga. Estoy a favor de fusionar estilos, o mezclar estilos, incluso me gusta ese mestizaje que hacen algunos autores, muchos de ellos franceses como puede ser Beb Deum con un estilo característico y peculiar, que otras veces me recuerda a algunos dibujos del japonés  Range Murata. Otros autores y dibujantes como el americano Paul Pope, nos enseñan un híbrido entre el comic americano y el manga japonés y algunas de sus obras son delicadas y preciosas. En España tenemos al dúo B-TOY con una clara tendencia a plasmar en sus trabajos un extraño pero eficiente estilo de dibujo que se encuentra entre lo japonés y la imaginería élfica.

Hace algunos años, la editorial japonesa Kodansha decidió dar cabida a autores extranjeros dándoles una especie de premios para publicar trabajar en Japón y publicar sus obras allí. En palabras del presidente de esta importante  editorial, la intención de esta iniciativa no era otra que la de publicar obras que no fueran manga y que los jóvenes autores tuvieran la oportunidad crear obras (oportunidades que en muchos casos no se les daba en sus países de origen) y de ser leídos en Japón. Precisamente uno de esos autores que recibieron el premio Kodansha para publicar obras en Japón fue el francés Frederic Boilet, impulsor y estandarte del Movimiento Nouvelle Manga. Creo sinceramente que estos autores dan algo importante al manga, y es un estilo diferente que enriquece y contribuye a la constante evolución de un universo tan extenso como es el manga japonés. Boilet hace un estilo de dibujo en muchos caso hermoso y agradable a la vista, con estilo cercano a autores de carácter realista como Inoue Takehiko (Vagabond, Real) o Ryochy Ikegami (Sanctuary), pero una buena historia no solo es un buen dibujo, y por las obras que he podido leer de autores Nouvelle, una y otra vez repiten el mismo esquema autobiográfico. El argumento autobiográfico ya se utilizaba en el manga japonés en 1960, con la aparición de los “Tomos Rojos” que tenían alrededor de 60 páginas y en los cuales los nuevos creadores contaban historias arrabaleras. Estas historias en un principio eran meras copias de obras de famosos mangakas como Tezuka y poco a poco se fueron transformando en historias personales y cercanas algunas de ellas a un ambiente muy parecido a las películas francesas de la Nouvele Vague. La mayor parte de estas obras eran anónimas y no estaban firmadas por sus autores, pero contribuyeron enormemente a lo que más tarde sería un género consolidado como lo es el seinen y el josei.

Con esta explicación quiero dejar patente que lo que hace la Nouvelle Manga no es más que reutilizar viejas premisas japonesas para ponerlas a su disposición bajo un nombre concreto y muy específico como es “LA Nouvelle Manga”. Se puede aportar cosas y contribuir a un desarrollo del  manga a tavés de autores extrangeros interesados en experimentar diferentes maneras de dibujar manga pero no se puede apropiar de viejas ideas y conceptos y hacerlos propios, y menos aun intentar convencer a la gente de que la globalización llega al comic y hay que romper las fronteras de los estilos y géneros y sin embargo etiquetarse a uno mismo como creador de un movimiento que se jacta de ser diferente del manga pero ubicarse dentro de él. Ningún autor extrangero que haya trabajado en Japón, bien sea para Kodahsha o para algún estudio de animación  se ha etiquetado o  ha puesto nombre a su particular manera de trabajar, sin embargo Boilet si lo hace. Eso me hace pensar que el mayor interés de Boilet no es tanto crear buenas obras sinó dar rienda suelta a su gran ego y lanzar una campaña de marketing, en la que da la impresión de que todo vale: desde decir que hay autores japoneses como Taniguchi y Nananan hacen Nouvelle Manga. Estas afirmaciones provocan que desde Francia ya no se vea a estos autores japoneses como mangakas, sino como creadores de Banda Diseñada Francesa, algo que es totalmente falso si miramos y leemos detenidamente las obras de estos maestros.

El manga comenzó tal y como lo conocemos hoy día con una fuerte influencia de Disney o los Hermanos Flescher (Popeye el Marino, la serie animada de Superman…). La gran diferencia entre las influencias y el estilo final que se consiguió fue que el manga utilizaba unos recursos que hasta entonces no se había utilizado en los comics: darle protagonismo a los personajes, un protagonismo que en muchos casos era casi parecido al de un actor que interpreta su papel en una película. Otro de los recurso que más sorprendió fue que los lectores veía la escena desde el ángulo que lo veía el protagonista o protagonistas. Con lo cual queda claro que las influencias siempre están ahí y son buenas siempre y cuando se vaya construyendo poco apoco un estilo propio. No estoy en contra del movimiento Nouvelle Manga, estoy en contra de la mala utilización de determinados términos y conceptos que se exponen en el Manifiesto escrito por Boilet para justificar las creaciones que hacen. Otra cosa muy diferente es que las historias que escriben y dibujan me gusten o no. Pero eso es algo muy personal y que en todo caso me lo guardo para mí.

El manga tiene una cantidad enorme de lectores y quizás por eso incluso DC o Marvel han creado líneas manga en las que se muestra como serían algunos de sus peronajes como Batman o Spiderman de la mano de los japoneses, y no por ello los japoneses le ponen nombre y apellidos a esta “colaboración” en el comic americano, de la cual se benefician sin duda ambas partes. Otro ejemplo muy gráfico es el hecho de que la serie animada “Kimba, el león blanco” que Osamu Tezuka realizó en el año 1965 y que fue clave para que Disney se fijara en ella y en 1994 estrenara en los cines de todo el  mundo “El Rey León”, con una claro parecido con la obra del Maestro japonés. Eso es lo que debería ocurrir con el manga y “LA Nouvelle Manga”.

Las grandes obras sean del campo que sea: escultura, literatura, pintura; en este caso Manga y Banda Diseñada  no se hacen desde manifiestos rimbombantes y ególatras (como bien decía Kanna en uno de sus comentarios del artículo) se hacen desde el silencio, la constancia y  por supuesto desde ese punto de genialidad que necesita toda buena obra. A los aficionados les gustan las buenas historias y si el dibujo es tan bueno como esta, el éxito tarde o temprano llegará. Si algún día estos autores francés comprendan que en el comic y el manga es en sí una fusión de estilos que ha conseguido una personalidad propia y marcada que está en constante evolución, y que ellos pueden contribuir en silencio y sin ponerse etiquetas diferenciadores que crean falsas expectativas sobre lo que es su obra podrán , podrán decir que de una vez por todas que la globalización ha llegado también al manga y que las barreras de “estilos” diferentes está empezando a desaparecer.

Kanna no se si de alguna forma he disipado las dudas que tenías sobre algunas de mis opiniones. Si no es así, espero que se quede en una bonita discusión en la que podríamos estar horas y seguramente no llegaríamos a un consenso. L´orfeo, creo que ni siquiera merece la pena contestar a tu comentario. Primero deberías ser más respetuoso con aquellos que leen manga. El hecho de leer manga no quiere decir que no se lea  otro tipo de comic o literatura. Lee, investiga y después seguramente tendrás buenos argumentos para rebatir opiniones contrarias a las tuyas.

Titiritero, la respuesta a la pregunta del comentario quizás la encuentres en esta entrada de este mismo blog. Espero que despues de leer tanto el artículo como el Manifiesto Nouvelle Manga se te aclaran las dudas que puedas tener sobre la diferentes entre Anime Experimetal y Nouvelle Manga. De todas formas a pesar de que los autores de Nouvelle manga se empeñan en señalar que muchos animes de carácter experimental Nouvelle Manga, no es así. Incluso mucha gente piensa a día de hoy que Tekkon Kinkreet pertenece a este Movimineto. No es así.

Muchas gracias todos por vuestras opiniones sobre el tema, tanto los que estais a favor como los que estais en contra de la Nouvelle Manga haceis que el blog se convierta en un foro de debate de gran valor.

Etiquetado en Manga

Comentar este post

Patoon 11/13/2009 16:08


Que articulos tan interesantes los que has escrito!!!Un debate precioso, sobre todo por que he buscado mucho sobre Nuvelle Manga y no hay opiniones contrarias. Lo mejor que he leido sobre este
movimiento en la red. Enhorabuena.


Kenji 11/13/2009 12:14


Como he dicho en esta entrada y en la anterior, el manga costumbrista, se sigue haciendo en Japón desde 1960. Me parece un poco absurdo por parte Boilet afirmar que ya casi no se hacen este tipo de
manga y que no tienen lectores. Los hay, y muy buenos por cierto.Solo hay que tener un mínimo interés en encontrarlos. Algunos mangas como puede ser Butterfly Clouds o Machiko Hasegawa, y
aunque no no os lo creais, Shin-chan, no deja de ser un manga costumbrista.


TitanLux 11/13/2009 11:27


Estoy deacuerdo contigo en muchas cosas que has dicho. Disculpad mi modo tan brusco de hablar. Aun si, si he entendido bien, despues de leer el Manifiesto de Boilet, el mismo afirma que
tienen influencias del manga costumbrista. Mi pregunta es: ¿Esas influencias las utilizan como medio para dar credito a su particular estilo  y devolver al manga ese tipo de historias? Tu que
opinas ¿Ese tipo de mangas se hace desde siempre en en Japón por autores japoneses y tiene muchos lectores? Da la impresion de Boilet piensa que ya no existe el manga costumbrista.


Mapache 11/13/2009 11:13


Creo que si había pocos dudas sobre de las enormes diferencias entre Nouvelle Manga y Anime Experimental, ya se han aclarado no??Estoy con Kenji en que los autores de la Nouvlle aportantan cosas
interesante pero no en las formas en que intentan "vendenos" un estilo que no inventaron, por que ya existía!! Si lo que quieren es dar a conocer en Japón a aoutres frances, no hace falta tanta
parafernalia y tanto manifiesto, y menos cuando desde Japón algunas editoriales les dan la oportunidad de publicar sus obras.


Titiritero 11/13/2009 09:13


Que puedo decir al respecto, pues que te tengo que dar la razón.Si alguna de las cosas que escrito en esta entrada la hubieras puesto en el anterior no habría tanta polemica.