Más allá del anime experimental [2ª parte]

Publicado en por Kenji


http://gi178.photobucket.com/groups/w255/LFKLCV7VR9/Random189.jpg


Si he de ser sincero, cuando escribí la entrada “Más allá del anime experimental”, mi pretensión era poner de manifiesto que  la realización de una producción de animación no implica que esta se rija necesariamente por unas directrices, cánones de belleza o que tenga que ser de una determinada forma a la fuerza. Como todo en esta vida cuando una mayoría hace o realiza algo de una determinada manera o forma siempre hay un grupo que se “alza en armas” por decirlo de alguna manera y se rebela contra el orden establecido. En la mayoría de los casos, no lo hacen por llevar la contraria, sino porque creen en lo que hacen. Japón ha llegado a un punto en el cual casi la totalidad de la animación está sometida a una serie de normas no escritas que hacen que se repitan los mismos patrones en casi todos los animes que se estrenan al año. Protagonistas insulsos, aburridos y poco inteligentes o en algunas ocasiones patosos. Chicas voluptuosas que o bien son tímidas, recatadas y tontas o son de carácter fuerte pero en el fondo son tiernas y sumisas que no saben como declarar su amor por el protagonista y se pasan toda la serie golpeándolo desaforadamente. Esto no solo ocurren en los shojos, también acontece en los shonen, que cada vez repiten hasta la saciedad el argumento de shinigamis y almas en pena con protagonistas normales que de repente se ven envueltos en conspiraciones de habitantes de inframundos que quieren controlar las tristes vidas de los habitantes del Planeta Azul. http://gi178.photobucket.com/groups/w255/LFKLCV7VR9/Random1117.jpgShonen que están a medio camino entre lo cómico y la lucha y que acaban siendo parodias de sí mismos. Da la impresión de que los héroes de los nuevos animes necesitan ganar combates, ser los mejores por encima de cualquier cosa. Esto es algo que me resulta difícil de entender por qué si en algo se diferenciaban los héroes de manga y anime japonés del resto era que no importaba tanto el ganar como la manera en que se adquiría la victoria. No siempre ganaban y cuando lo hacía era a base de aprender de los errores cometidos y he intentando sobrepasar sus propios límites. Ahora, en la mayoría del anime actual, los protagonistas actúan impulsivamente y lanzan ataques a la desesperada como si no hubiera tiempo para solucionar los problemas.

¿Se ha perdido parte de la esencia del anime? Está claro que los gustos han cambiado conforme han pasado los años, eso es innegable pero eso no significa los cambias hayan sido para mejor. A pesar de los grandes avances técnicos que se han ido incorporando a las producciones de animación japonesa, en muchos caso lo único que se esconde tras estas pulcras y bien cuidadas producciones con efectos sorprendentes y el famoso CGI pululando a diestro y siniestro, eso sí, con un mal argumento y una pésima historia. Y sí, tengo que decirlo porque hay que ser objetivo. Que una serie tenga éxito y la vean millones de personas no implica que sea de calidad y tenga un valor más allá del puro pasatiempo. Estamos de acuerdo en que la gente lo que busca es pasarlo bien, pero si además de pasarlo bien, nos cuentan una buena historia, ¿mejor no? A día de hoy entre tantos animes, al año solo salen algunos, que se pueden contar con los dedos de una mano que merezcan la pena, el resto sinceramente no aportan absolutamente nada y diría que algunas de ellas hasta fríen el cerebro con la cantidad de capítulos que tienen, limitando al espectador a ver dos o tres animes que no pasan de ser del montón.http://gi178.photobucket.com/groups/w255/LFKLCV7VR9/Random1124.jpg

Sé que esto levantará ampollas en algún ardiente seguidor de la animación japonesa, pero no podemos obviar la realidad. Los jóvenes aficionados al anime hoy en día están en su mayoría alienados por unas series de baja calidad artística y argumental. El problema no es que no conozcan series “relativamente antiguas” como Macross Plus, El puño de la Estrella del Norte, Alita o películas como Akira o Porco Rosso,  como mucha gente señala, el problema es que ya casi no se hace animación en la que el espectador se involucre realmente con los personajes y pueda admirar los buenos dibujos y la técnica con que están realizados. Esto no tienen nada que ver con  mi gusto por el llamado anime experiemental, tiene que ver con la falta de gusto por parte de productores y animadores que contagian su pereza y su desidia a la hora de crear cosas novedosas y diferentes a unos aficionados apoltronados en su sillón que engullen todo aquello que les ponen delante de los ojos sin preguntarse nada más. No es de extrañar que cuando uno intenta encontrar un estudio decente sobre animación japonesa (salvo contadísimas excepciones) se encuentre con bastas tesis en la que hablan de conocidas series actuales y claro está, los autores de estas cortan por el mismo patrón a todo aquello que sale de Japón.

Es triste para un aficionado a la animación japonesa  tener que decir esto pero salvo un puñado de estudios y animadores, el resto, es infumable. Sé que la ley de la oferta y la demanda  está presente y que el tipo de animación que se hace actualmente  tienen demasiado éxito como para frenar en seco y empezar a cambiar. Sin embargo poco a poco la lenta evolución y los distintos estilos deberían ser un aliciente para los nuevos creadores y para dejar de poner etiquetas entre diferentes estilos.  Quiero creer que no todo está perdido y que las aguas volverán a su cauce en unos cuantos años, cuando nos la gente se quite ese miedo a probar cosas nuevas. Solo entonces el anime experimental dejará de serlo, para ser lo que siempre fue: buena animación.

 

http://gi178.photobucket.com/groups/w255/LFKLCV7VR9/Random16.jpg

Etiquetado en Anime Experimental

Comentar este post

Arredemo 02/23/2010 15:34


Tanto la primera parte como la segunda son una reflexion bastantre acertada lo que psa en la ctualidad. La critica es dura pero es más aun hacer autocrítica de aquello vemos y eso me parece
bastante valiente. Enhorabuena.


Ankti 02/23/2010 15:03


El argumento está bien si solo sabe ver lo que tienes delante de tus narices pero si realmente eres aficionado a la animación japonesa , lo normal es que busques algo más que puro entretenimiento
adolescente y falto de contenido.


Trancos 02/23/2010 15:00


De verdad hay un problema??Si no me equivoco los aficionados y espectadores son los eligen aquello que ven, y desde luego nadie pone una pistola en la cabeza para obligarles a ver aquelo que no
quieren.


Etrusko 02/23/2010 12:57


Te has desahogado con esta entrada!. Yo tambien creo que el anime actual es repititivo y aburrido, y tambien creo que el problema esta como bien dices en la desidia de animadores, productores o
epsectadores acomodados.