Ikigami: vacunas mortales

Publicado en por Kenji



http://i.yimg.jp/images/evt/youngsunday/wp_ikigami_800x600.jpg


La recomendación de hoy es un manga llamado Ikigami. ¿Qué tiene de especial este manga? ¿Qué harías si supieras que hoy va a ser el último día de tu vida? Probablemente ésta sea una de esas preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez. ¿Qué haríamos? ¿Adónde iríamos? ¿Con quién querríamos pasar nuestras últimas horas? El mangaka Motorô Mase juega con un tema universal como es la cercanía de la muerte para crear este manga tan interesante. Ikigami es un seinen en el que se nos plantean algunos temores sobre el control que los gobiernos ejercen sobre nosotros, sobre el eterno temor a la muerte. En este caso la muerte como medio.http://img180.imageshack.us/img180/6439/ikigamito2.jpg

Comencemos por el principio. La historia comienza  con una explicación de cómo en  Japón existe una ley en la cual cada niño que entra en la escuela primaria debe ser vacunado. Una ley que debe ser complica a rajatabla. Sin embargo en una de cada mil de estas vacunas se encuentra un dispositivo  que se activara y matará a una persona que tenga una edad comprendida entre los 18 y 25 años. El propósito de todo esto no es más que de controlar a la población además, pero no solo eso, sinó que de alguna manera instan a los ciudadanos a enorgullecerse de estar vivos y disfrutar de la vida. Todo esto está estipulado en la "Ley para el sostenimiento de la prosperidad estatal". A la persona que tenga la desgracia de poseer esta capsula, se le entregara con un día de anticipación un Ikigami (documento en el cual se encuentra su foto, además de otros datos personales y la hora exacta en la que debe morir) para que pueda disfrutar de sus últimos momentos de vida. De esta manera el individuo decide como quiere abandonar este mundo. A los familiares de las victimas de alguien que reciba una Ikigami se les dará una compensación económica si es que su familiar no  ha cometido ningún crimen antes de morir.

La historia del manga nos va narrando varias historias sobre personas que reciben las Ikigami. Las historias, siempre dejan un buen mensaje ya que tratan personas que tienen un problema y en su último día intentan hacer algo dejando una lección.

Lo importante de la historia es que está narrada por un joven mensajero que desempeña un trabajo un poco especial: debe entregar los Ikigami a aquellas personas que desde muy pequeños ya están marcados para dejar su vida en un momento determinado.

En un mundo en el que la paranoia se apodera de de nosotros, y en el que pandemias como la gripe A hacen que cunda el pánico en la población, este manga de alguna manera nos pne en alerta. ¿Y si realmente algunas enfermedades y epidemias fueran una estrategia de gobiernos y dirigentes para controlar nuestros pasos, desviar la atención sobre otros problemas de magnitudes mucho más grandes? Es curioso comprobar cómo en los momentos en los que la humanidad tiene grandes problemas económicos, políticos y sociales, siempre hay una mano negra que no se sabe de dónde sale y que ejerce una presión casi mortal sobre nosotros, los ciudadanos, el pueblo y que poco a poco acaba con nosotros. Unos dirá que simplemente es enfermedad, otros sin embargo prefieren llamarlo exterminio controlado, una especie de conspiración macabra para que nuestras mentes sigan los pasos marcados de unos cuantos poderosos. No desviarse de las normas bajo ningún concepto, porque si lo haces automáticamente estrás en el punto mira. Eso es lo que pasa en Ikigami. La mano negra en este caso la conoce todo el mundo. Todos viven con el temor de morir cuando menos se lo esperan si poder terminar aquello que empezaron y por lo que tanto han luchado durante tanto tiempo. Em algunos casos es un trabajo, en otros un amor sincero. En ocasiones personas que empezaron mal su vida y han sufrido vejaciones, insultos por parte de otros empiezan a reconducir su vida en el momento en el que deben emprender el viaje al otro lado.http://www.sceneario.com/Planche_bd_11411_IKIGAMI%20PR%C3%89AVIS%20DE%20MORT.jpg

El protagonista, Kenji, sabe que el plan trazado por el gobierno japonés no es más que un mero trámite para que todos y cada unos de ellos, vayan por el buen camino, es decir, no desviarse de los pensamientos políticamente correctos, no pensar por uno mismo, ni ir en contra de la norma de la inyección. El que se oponga a la “Ley” y asi lo manifieste públicamente, entrará en barrena, será capturado por  el gobierno e inoculado con una cápsula mortífera que lo matará en en menos que canta el gallo. En cierta manera Kenji, se opone a la “Ley” y debe estar constantemente alerta para no hablar ni decir aquello que piensa para no ser descubierto y perder su empleo y su vida.

En cuanto al dibujo, es muy definido en las formas, algo cuadradas en las caras de los personajes, utilizando poco las tramas y jugando mucho con las sombras hechas. Es parecido al de Hideo Yamamoto en "Homunculus". Tiene momentos de acción, sobre todo cuando se lleva al límite la situación de la persona que ha recibido el Ikigami, que están resueltos extraordinariamnente. Un poco estático en la distribución de viñetas, lo cual no ayuda al dinamismo, pero por otro lado, el estilo austero del manga no lo requiere. En todo caso ayuda a no perderse, como pasa en otras series con una distribución de las viñetas caótica y poco claras. Hay partes en las inevitablemente se repiten repite el esquema. No llega a agotarsE la fórmula, pero reconozco que en ese sentido si esperaba algo más .

Motoro Mase juega con nuestras pretensiones morales, nuestros lacrimógenos sentimientos de empatía. Apunta una y otra vez a los mismos centros neurales, lo que acaba provocando el endurecimiento del cuerpo calloso, y un cierto hastío inevitable. Esto no evita que, con su talento, nos involucre una vez y otra en esas pequeñas historias humanas, tan cotidianas como ficticias. Cada libro comprende dos historias completas, independientes entre sí, con un receptor de Ikegami como protagonista. Cada episodio, distribuido en tres capítulos, en los cuales se nos presenta el interfecto, se observa su reacción (y la de sus allegados), y se alcanza el clímax con el cumplimiento o no del objeto del finado.
En definitiva: en Ikigami las historias humanas se suceden, pero también se superponen unas a otras. Coinciden en el deseo de venganza, o el sentimiento altruista de los últimos momentos de vida, alternándose una u otra alternativa. La rebelión parece que se aproxima, la protesta de una sociedad que sólo será merecedora de la libertad cuando la exija a sus opresores gobernantes lo que desean: vivir.

 

http://img152.imageshack.us/img152/5118/ikigami11535rq6.jpg

 

http://www.sceneario.com/Couverture_bd_9782849655375.jpg

 


Etiquetado en Manga

Comentar este post

Kanna 03/29/2010 16:41


Estoy haciendo la colección de este manga y me gusta muchísimo. Sobretodo el hecho de que haya una historia principal y otras que finalizan en cada tomo.
Recomiendo leerlo, la explicación del principio te deja la piel de gallina.