El tifón Minor en Japón

Publicado en por Kenji




Melor es la primera tormenta de estas dimensiones que toca tierra en Japón en más de dos años.

A los daños que los fuertes vientos y lluvias causaron en la isla principal del país, Honshu, se suman más de 40 heridos.

El corresponsal de BBC Roland Buerk informó que el tifón tocó tierra poco antes del alba en la región de Aichi, al suroeste de Tokio.

Buerk relató que las lluvias torrenciales inundaron las carreteras, y la violencia del viento arrancó tejados y volcó camiones en las autopistas.

Cientos de vuelos tuvieron que ser cancelados, y en Tokio los trenes fueron suspendidos, dejando varados en la hora pico a los viajeros que iban camino al trabajo.

La fábrica de automóviles Toyota, entre otras compañías, paralizó su producción a causa de las difíciles condiciones meteorológicas.

La tormenta se fue debilitando a medida en que se trasladaba hacia el océano Pacífico.

Un hombre de 69 años de Saitama, al norte de Tokio, murió al ser golpeado por una rama que arrastraba el viento, que alcanzó ráfagas de 198 kilómetros por hora.

 

En Tokio, el servicio de trenes fue suspendido, dejando varados a miles de pasajeros en la hora pico.

En Wakayama, al oeste de la isla, un repartidor de periódicos perdió la vida cuando un árbol cayó sobre su motocicleta.

Miles de hogares se quedaron sin electricidad en el centro y el oeste del país, mientras que un apagón afectó a 3.500 viviendas en Tokio y en la vecina localidad de Kanagawa.

A pesar de que Japón se encuentra bien pertrechado para defenderse de inundaciones y deslaves –con protecciones que incluyen barreras para frenar los embates del mar en las zonas costeras- el tifón Tokage sacudió el oeste del país en octubre de 2004 y causó la muerte de 95 personas.

En agosto de este año, el ciclón Etau -aunque no tocó tierra de manera directa- provocó inundaciones repentinas y deslaves, con el resultado de 25 víctimas mortales.

 

Comentar este post