Midori Goto, violinista japonesa

Publicado en por Kenji




Tal como la música, que a diferencia de otras artes existe y deja de existir en manos de un intérprete y sólo a través del tiempo, así también se revela la consciencia de Midori Goto, la excepcional violinista que concibe la intensidad e importancia de las cosas como un hecho igualmente efímero, como algo que, tal como ella lo explica, va desdibujando su valor en la memoria para integrarse en una totalidad que excede al arte. "Cada trazo es simplemente un trazo más en la intrincada fábrica de la vida" responde Midori, y ya sólo ese sentido del paso del tiempo habla de la madurez y profundidad de una artista cuyo prodigio supera el alcance de un virtuosismo puramente musical.

Diminuta y frágil a la vista, como una muñeca de porcelana, pero llena de garra y pasión a la hora de hacer vibrar las cuerdas de su célebre "Guarnerius del Gesu/ex Huberman" de 1734, un tesoro que por fortuna le fue concedido a manera de préstamo vitalicio, la etérea Midori celebra en esta temporada su vigésimo aniversario en la vida de conciertos.

Con apenas once años, en 1983, debutaba con la Filarmónica de New York bajo la batuta de Zubin Mehta y recibía allí el mayor impulso para lanzarse a una meteórica carrera internacional. Diez años más tarde, con una fama afianzada en todo el mundo, fundaba Midori & Friends, una organización creada como programa educativo para la escuela primaria de niños necesitados en New York.

Además de ser una estrella de la escena clásica mundial y la presidenta de su propia fundación, Midori continúa un posgrado en psicología, tras haber egresado de la Universidad de New York como licenciada en esa materia. Lejos de los escenarios de concierto, Midori lleva una vida apacible dedicada a su hermano menor, al estudio, a su devoción por la literatura y a sus dos perros ("Franzie", en homenaje a Haydn, y "Willa", en homenaje a una de sus escritoras favoritas, Willa Cather).

Como antes señalaba, en 1992 Midori fundó Midori & Friends, una organización con fines no lucrativos en Nueva York que lleva programas de educación musical a miles de niños de escasos recursos cada año. Otras dos organizaciones, Music Sharing (con sede en Japón), y Partners in Performance (con sede en Estados Unidos), también llevan la música a la vida de personas que de otra manera no tendrían contacto con las artes.

Su compromiso con la colaboración y difusión comunitaria se extiende más allá de estas fundaciones y abarca su trabajo con jóvenes violinistas en clases magistrales en todo el mundo, su programa de residencias universitarias, su programa de residencias con orquestas, su puesto como encargada de la cátedra Jascha Heifetz, co-directora del Midori Center for Community Engagement, y Presidenta del Departamento de Cuerdas de la Thornton School of Music de la Universidad del Sur de California. Nombrada Mensajera de la Paz de Naciones Unidas por el Secretario General Ban Ki-moon en septiembre de 2007, Midori ayudará en el avance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas y a que el mundo ponga más atención a las necesidades de la juventud.

A través de la educación musical, ella continuará inspirando a los jóvenes a construir un sentido de comunidad y a aprender unos de otros.

Como ella misma dice “la música lleva a un niño a viajar con la imaginación; puede calmar, excitar y motivar, al tiempo que suscitar un interés de toda la vida. La música y las artes son las formas de comunicación a través de las cuales uno puede expresar pensamientos y emociones a través de las barreras lingüísticas y sin fronteras tecnológicas. Aunque pueda parecer ingenuo, creo que la música puede unirnos, y la enseñanza de la música a los niños tendrá un impacto en nuestro futuro en ese camino hacia una sociedad global”


Video de Midori Goto


 


Etiquetado en Música

Comentar este post

Kanna 09/19/2009 19:58

Impresionante!!!!!!Siempre me llaman la atención las personas capaces de tocar un instrumento de esa manera.Y ahora que estoy enganchada a Nodame Cantabile...