Los Oni y el Rokurokibu

Publicado en por Kenji




Los Oni

 

Las representaciones de onis varían ampliamente, pero es frecuente mostrarles como gigantescas criaturas de afiladas garras, pelo revuelto y dos largos cuernos surgiendo de sus cabezas. La mayoría de las veces poseen forma humanoide, aunque en ocasiones han sido mostrados con características antinaturales, poseyendo gran número de ojos o dedos extra. Su piel puede ser de un variado rango de colores, pero rojo, azul, negro, rosa y verde son particularmente comunes. Su fiera apariencia se vé incrementada por las pieles de tigre que tienen tendencia a vestir y los garrotes de hierro, llamados kanabō , que suelen llevar. Esta imagen ha dado lugar a la expresión oni con garrote de hierro, 'oni con garrote de hierro', que denota resistencia e invencibilidad. También usado en el sentido de "fuerza para el fuerte", o poseer una habilidad natural incrementada o suplementada gracias al uso de alguna herramienta.Suelen aparecer como seres malos pero en algunos cuentos ayudan a personas como al anciano que sabía bailar le curaron un hinchazón después fue otro pero tan malo bailando que le dieron la hinchazón del otro anciano quedando con hinchazón en ambas mejillas la moraleja puede ser no intentar lograr algo por el método equivocado o sin saberlo.

En la saga Touhou de ZUN, hay tres apariciones de Onis: la primera es un hechizo de la Shikigami Nekomata Chen, que es capaz de invocar a dos Onis para que luchen para ella (Oni Rojo, Oni Azul). La segunda aparición de Onis es la de Suika Ibuki, una diminuta pero brutal Oni cuyo poder principal se basa en una fuerza irreal y en alterar la densidad de las cosas (tanto es capaz de multiplicarse, transformarse en niebla o en gigante gracias a ese poder). La tercera es la Oni Yuugi Hoshiguma, vive en el mundo subterráneo y es una apasionada por el sake (al igual que Suika) y tiene el poder de controlar los fenómenos sobrenaturales.

 



El Rokurokubi


El Rokurokubi es un yōkai que se encuentra en el folclore japonés. Durante el dia parecen seres humanos normales, pero por la noche que adquieren la habilidad de estirar su cuello para grandes longitudes como una serpiente. También puede cambiar su rostro al de un espantoso oni (ogro japonés), para asustar mas a los mortales. Debido a un error de Lafcadio Hearn en su libro Kwaidan: Historias y estudios de cosas extrañas, estas criaturas se confunde a menudo con la nukekubi, quien no posee cuello.

En su forma humana durante el día, los rokurokubi suelen vivir desapercibidos y pueden tener incluso cónyuges mortales. Muchos rokurokubi están tan acostumbrados a llevar una vida normal que hacen lo imposible para guardar su condición sobrenatural en secreto. Pero son embaucadores (Trickster) por naturaleza, y tienen la necesidad de asustar y espiar a los seres humanos que les es difícil de resistir. Algunos rokurokubi solo se muestran a los humanos cuando estan borrachos, drogados o ciegos para poder satisfacer esta tentacion sin que sepan quienes son. Otros no se preocupan de guardar el secreto y asustan a cualquiera sin que les importe que los reconozcan. Se dice que uno puede ser un rokurokubi sin conocer su propia naturaleza, creyendo ser seres humanos realmente, y solo se transforman en las noches mientras duermen de manera inconsciente, recordando que en sus sueños veian la habitacion o de otros lugares en un angulo extraño.

Alguna vez los rokurokubi fueron seres humanos normales, generalmente mujeres, pero fueron transformados por el karma para romper diversos preceptos del budismo. A menudo, estos rokurokubi son verdaderamente siniestros, ya que se comen a la gente o beben su sangre en lugar de limitarse a asustarlas.Se asemejan a los tanuki por la caracteristica de jugarle bromas a los seres humanos.

 

 


Comentar este post

Kanna 09/17/2009 11:58

Sí que es extenso el folclore japonés.La verdad, no me gustaría que existiesen ninguno de estos "demonios"...