Nigo, diseñador de moda japonés

Publicado en por Kenji





Creador de la exclusiva marca japonesa "A Bathing Ape", en poco más de una década logró tener más de 20 locales, una peluquería, una galería de arte, un café y un sello discográfico. Los jóvenes nipones mueren por sus diseños mientras la reventa y la piratería hacen su propio negocio.
Diseñador de moda  además de DJ, bateríay productor, Nigo es el creador de la marca de ropa urbana japonesa "A Bathing Ape", a la que sus devotos simplemente llaman Bape y que se ha transformado en un manantial de millones. El nombre viene de un refrán nipón muy común, algo así como "bañándose en el agua tibia", que hace referencia a la predisposición de los jóvenes de Japón para seguir las tendencias populares. Sus diseños son exclusivos y súper caros: precisamente, su herramienta de marketing es la producción limitada, que aumenta la demanda. El logo y sus estampados más frecuentes son los monos, una expresión concreta de su fanatismo por la película "El planeta de los simios" y su afición por estos animales.

Con solo 35 años (aunque parece mucho menos), Nigo ha logrado no solo fundar todo un imperio y sino un estilo de vida alrededor de su marca. Su primer local lo puso en el área de Harajuku, en Shibuya, Tokio, en 1993, y solamente vendía camisetas. Ahora, además de las camisetas Baby Milo & Bathing Ape, la firma también fabrica zapatillas (Bape Sta trainers), jeans y ropa interior. Y no solo tiene casi unas 25 tiendas de ropa: existe un salón de peluquería (Bape Cuts), una galería de arte (Bape Gallery), el Bape Cafe, el sello discográfico Ape Sounds, (B)apeTV y una línea de juguetes. Hasta le encargaron diseñar una botella de Pepsi de edición limitada. Y se habla de un Bape Hotel. "Es mi estilo de vida. No quiero hacer solo ropa, no quiero tener una marca de ropa: deseo tener una marca de estilo de vida. Es muy simple. Quería un estilo de vida cómoda. Ahora tengo ese estilo de vida y tengo todo que quiero", señaló en una entrevista.

Vestir un diseño Bape significa "pertenecer", formar parte de un círculo cuyo epicentro es una marca de culto. Y en eso, se sabe, la masividad es un concepto prohibido. Es así que en algunos locales, por ejemplo, se aplica la política de una prenda por persona y en la sucursal de Hong Kong, solamente pueden entrar los clientes que se hayan preinscripto. En Internet, su sitio web (Bape.com) obliga a los visitantes a descargar una aplicación (un archivo ejecutable de flash) para poder visualizar todas las marcas de fábrica de Bape. Claro, así también es como florecen los negocios paralelos: el mercado de reventa (donde una prenda se paga el doble o el triple de lo que cuesta: una remera puede costar U$S1.000) y el de la piratería (que cada vez falsifica mejor).

Antes de Bape, Nigo quería ser periodista de moda. A los 12, no le importaba usar los Levi's 501 y las zapatillas Adidas blancas que sus padres le compraban. Hasta que en el magazine Popeye & Olive, leyó un artículo sobre Tokio y sus mejores áreas de compras, y ahí surgió su verdadero interés por la moda y la música de los años '50. Incursionó en la cultura DJ, se maravilló con el estilo Rockabilly de los japoneses "Checkers", fue punk rocker (tocó la batería en los Tokyo Sex Pistols y adoptó la estética pertinente), y a los 18 se acercó al hip-hop. De su casa, en Gunma (a dos horas de Tokio), viajaba hasta la capital todos los fines de semana para ver "lo nuevo", hasta que se mudó definitivamente. Se graduó en la escuela "Bunka Fukus Gakuin" y trabajó como periodista algunas publicaciones de moda hasta que en abril del '93 abrió el local Nowhere (embrión del imperio Nigo actual), en Harajuku, cuando era solo una zona reservada (hoy es una de las más cool de Tokio). Bape se convirtió en "lo más top" y trascendió las fronteras orientales para anclar con fuerza en Estados Unidos, de la mano de la promoción de personajes como Pharrell Williams (NERD y The Neptunes), el presidente de Def Jam Recordings, Jay-Z; Fall Out Boy y el rapero Lil Wayne. Justamente, Nigo está trabajando con Pharrell en la línea de ropa Billionaire Boys Club (ya había diseñado para él la línea de calzado Ice Cream en colaboración con Reebok). El hip-hop lo adora. "Nunca entiendo de qué está hablando el hip-hop, pero el look es cool", señala Nigo. A fines de 2004, Nigo instaló el primer American Bape en el Soho de Nueva York y así logró consolidarse del todo.


Coleccionista obsesivo, confiesa que ama los muebles vintage de Charles Eams, todo lo relacionado a "La guerra de las galaxias" y "El Planeta de los Simios" (eso sí, ¡original!), los productos de Luis Vuitton y Versace, y también el arte de Andy Warhol. En su fortuna personal, Nigo se ha alzado, gracias a su negocio, con autos de lujo (Lamborghini, Aston Martin, Ferrari 360 Modena, Hummer H2 y Rolls-Royce Phantom) y una casa valuada en $30 millones, en la exclusiva área de Roppongi Hills, en Tokio. Y, delirio de estrella, hizo cubrir sus dientes en diamantes para combinar con su reloj Jacob&Co. de U$S 30.000 y el colgante de Flava Flav.


Se dice que sus ojos de conquista ahora están puestos en Europa. Mientras tanto él, introvertido y reservado, solo explica que aunque ya está presente en Londres y un poco en Italia, sigue pensando que el europeo es un mercado difícil. Y vuelve a evaluar su desembarco en los EE.UU.: "No deseo promover o vender. Apenas deseo ver mis cosas en América. No me fijo si hace dinero"

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en Moda

Comentar este post

Sora 08/31/2009 13:13

No suelo leer mucho de moda, ni me interesada demasiado, pero hay que reconocer que este diseñador es importante no solo en Japón por lo que parece. A mi no me gustan sus diseños, solo el logo con el mono, ajajaja

Gatsu 08/31/2009 11:11

Ni idea de que existia este tipo. Parece que es bastante conocido, aunque yo... no es que este mu puesto en moda vamos. Se agrade la información!