Animación japonesa Vs animación occidental

Publicado en por Kenji


 

De nuevo internet y las redes sociales, y de nuevo Tuenti me han dado respuestas a un tema delicado y controvertido. En esta ocasión la pregunta o tema que propuse fue: “¿Es mejor la animación japonesa que la de EE.UU. con sus PixarDisney, DreamWorks…? Qué opinas, ¿Por qué? ¿Piensas que en Japón se innova y que empresas como Disney hacen siempre la misma pelicula con diferentes personajes, o por el contraio crees que Japón no saben hacer animación?”

A menudo navegando por internet me he encontrado con debates para todo los gustos, como el ya famoso:  ¿en una batalla quien ganaría, Goku o Superman?. Otros van a directamente a donde más duele. ¿Macross o Gundam?. Pero sin duda el que más me ha sorprendido sin lugar a dudas es el expuesto al principio del artículo. ¿Animación Japonesa o animación Norteamericana?

Es difícil ser objetivo cuando un gusto predomina sobre otro. No obstante, aunque mi predilección por la animación japonesa es evidente debo decir que tiene sus partes buenas y sus partes malas y lo  mismo se puede aplicar para PixarDysney, DreamWorks…

Me ha sorprendido ver que casi todos los que respondieron a mí pregunta, por no decir todos coinciden en que el anime tiene argumentos muchos mejores que las grandes productoras estadounidenses, pero que estas tienen una mejor técnica. Es curioso comprobar que aun sigue latente la opinión de que estas grandes empresas dedican todo su esfuerzo a producir productor para niños. Bajo mi punto de vista esto es cierto. A pesar de que en los últimos tiempos se han esforzado en crear animación bajo la premisa:”una película que entusiasmará a los niños y que gustará y hará reír a los adultos” creo que es una mera ilusión, fuegos de artífico que sinceramente no se corresponde con la realidad salvo en contados largometrajes.

Erika Seven dio un paso al frente y expuso que :

Es que son muy diferentes. A mí me encantan las películas Disney, me gusta mucho la animación que tiene, era increíble ver como las primeras películas hasta El libro de la selva eran hechas a mano integramente!.  Tienen un toque más realista respecto al aspecto fisico. Lo malo, que siempre son de amor, amistad y que los sueños se hacen realidad, respecto a argumento no cambian mucho.

La animación japonesa... respecto a los físicos, es muy exagerado todo! no se acerca para nada a la realidad (y para mi es algo importante eso) la mayoría de veces. Aunque hay algunos animes que innovaron respecto a la animacion por ejemplo gankutsuou. En argumento, obviamente, gana el anime! qué hay de todo, pero es que de todo!! (amor, violencia, sexo, problemas sociales...)”

Empecé a sacar conclusiones, y la primera sin duda tenía que ver con la afirmación: “, era increíble ver como las primeras películas hasta El libro de la selva eran hechas a mano íntegramente!.  Tienen un toque más realista respecto al aspecto físico.” En este aspecto no puedo estar más de acuerdo. La realización a mano de la obra la hace especial, llena de matices. El Disney de antaño era una galería llena de grandes cuadros. Con la llegada del 3D, esto ha cambiado por completo. Se ha cambiado el acetato y el dibujo sobre papel por un ordenador, una tableta gráfica y… una despersonalización absoluta de los personajes, sin profundad, sin vida interior. Películas hechas exclusivamente para reír o para que los niños pasen solo un buen rato. Pan para hoy y hambre para mañana. ¿Por qué digo esto?: a pesar de se empeñen en darnos una premisa simple y clara como es “para niños y adultos”, lo cierto es que la animación occidental, durante muchos años fue estandarte de otro tipo de cine, aunque solo enfocado al público infantil. Ese fue el gran error, pensar que los dibujos animados, eran y son exclusivamente para niños. Se olvidaron de lo más importante: de los padres y madres que acompañan a sus hijos al cine y que son precisamente lo que pagan el dinero por ver una película animada en salas de todo el mundo.

Pero todavía no se había acabado el debate, y Bisholy introdujo una nueva variante. Su opinión es prácticamente la misma que la pronunciada por Erika Seven, sin embargo mi atención se centró en algo que posiblemente para muchos aficionados fue, es y será uno de los estigmas de la animación nipona: el Hentai.

 En palabras de Bisholy:

“Yo estoy de acuerdo con Erika, Disney tiene eso, finales Disney y tramas Disney. Pero matizaré, sobre todo teniendo en cuenta los argumentos y guiones:

Son películas para toda la familia y eso quiere decir infantiles. Shrek se salía un poco de eso, con algunas coñas para adultos metidas de por medio (y creo que por eso tuvo tanto éxito), pero siempre teniendo en cuenta a los niños. La animación japonesa, dejando a un lado el diseño, la ambientación, etc. está dirigida no sólo a los niños. Hay películas infantiles, hay películas para adolescentes, hay para adultos, hay violencia, sangre, vísceras... tenemos deste "Mi Vecino Totoro" a "Akira", con todas sus variantes y ramas. Quieres amor y ternura? la tienes. Quieres violencia y sexo? Lo tienes. No hay más que mirar el IMPERIO que supone el hentai y ecchi en Japón (y el mundo). ¿Os imaginais una figurita ecchi de Blancanieves-de-Disney?

En cuanto a técnica y demás... me encantan las películas de Disney, con sus muñequitos rechonchos y peluditos (:D) pero me gusta más la estética anime. Pero claro, es todo opiníon personal xD No sé realmente como trabajan unos y otros, no podría debatir sobre eso.”

Personalmente, creo que el imperio que se ha creado alrededor del hentai, ecchi, posiblemente tiene su razón de ser en la sociedad japonesa y su valores respecto al sexo y a las relaciones de pareja y sexuales. El cine pornográfico en Japón es censurado y no hay penetraciones. Se centran en sexo oral. Supongo que de alguna manera el hentai es una válvula de escape para aquellas personas sedientas de sexo, que nuevamente en muchos casos también está censurada. Occidente tiene su propio código con respecto al sexo y esto hace imposible que aparezcan series animadas con el sexo como telón de fondo, puesto que el cine pornográfico hace la función que el hentai desempeña en Japón. Entiendo perfectamente el planteamiento que propone Bisholy pero, las culturas japonesa y occidental hacen que determinados argumentos y mucho más si son de tipo sexual se excluyan por completo de cualquier tipo de producción animada. Sin embargo si nos paramos a pensar, artistas como Takashi Murakami ha conseguido que sus gigantes figuras hentai se consideren  una obra artística y se exponen en miles de salas de y museos de todo el mundo.

Saoyou Kun pone en entredicho las opiniones de antes comentadas y responde de esta manera:

“Pienso que la animación japonesa esta a otro nivel en cuanto innovación, animación y argumento. Vale que la animación occidental también destaca ( o destacaba), pero también hay que tener en cuenta que sobre todo antes, poca animación japonesa llegaba aquí y tampoco había mucho material para comparar. Si miramos Cowboy Bebop, una serie de hace 12 años, no tiene nada que envidiar a las películas Disney de la época y aun ahora destaca por su animación. Sobre el argumento, todos sabemos que en Disney se dejan el presupuesto en publicidad en vez de en guionistas (muaha) y en el anime hay mucha más flexibilidad…”

En cualquier caso, hay, algo que está claro, nada es incompatible y se puede ver cualquier tipo de animación sin miedo a perder la cabeza. Hace relativamente poco decidí ver “Los mundos de Coraline”, (película estadounidense producida por Laika y Pandemonium y con un japonés como director artístico), calificada por la crítica como obra maestra, aunque siento de decir que para mi gusto hay momentos soporíferos y lentos, aunque el resultado final me ha gustado bastado bastante, con unos diseño que se acercan a las películas de Tim Burton. Y ese es el gran problema de la animación occidental. No hay imaginación, prefieren ir a lo seguro, a lo que saben que saben que tendrá éxito si o si  que han olvidado innovar los diseños de los personajes, los tipos de escenarios… Japón por el contrario tiene tantos estilos diferente como decía Bisholy que hace que se reinventen con mayor facilidad, que sus películas animadas no sean todas capias unas de otras.

Es posible que a la animación occidental le haga falta más productoras dispuestas a hacer competencia a las grandes y todopoderoseas Disney y DreamWorks, si esto ocurre algún día, podremos comprobar  si el problema está en la innovación o en la falta de competencia que imprima estilos y diseños novedosos.

En cualquier caso David Fajardo  nos da una gran respuesta para terminar este debate:

 No se pueden comparar ambas animaciones... son estilos diferentes y diferentes formas de contar las cosas. Es como decir "¿qué es mejor: el puntillismo de Seurat o el cubismo de Picasso? habría que compararlos punto por punto (narración, técnica, composición...). la frase que mejor lo definiría sería "para gustos: colores"

Lo mejor de todo: veáis lo que veías, bien visto está.

 

 


Etiquetado en Opinión

Comentar este post

Troy 08/13/2009 18:21

Buenas Kenji!!!Que de tiempo sin leer algo tuyo. Has conseguido converceme de que todas las opciones son igual de buenas y eso es difil. Gracias por el articulo de hoy.

LoL 08/13/2009 17:34

Enhorabuena por este nuevo repor!!1y muy buenas las opiniones de la gente!!!

Tomodachi 08/13/2009 16:37

Que buen artículo!!me encanta ver como la gente se implica y para dar una opinión, y sobre todo me gusta que antes de ser aficionado a algo hay que ser objetivo y tu lo haces Kenji!

Sora 08/13/2009 13:27

Yo no puedo ser objetiva. Me gusta demasiado el anime. Disney ha llegado a un punto en el que se ha convertido en una factoría insulsa que de vez en cuando sacan una película buena, y ya está. En Occidente no existe el concepto de animación, existen dibujos animados, y por consiguiente los dibujos animados por tradición en esta parte del mundo son exclusivamente para niños. Una pena por que se podrían hacer producciones para otras tramos de edades. Se que nos el tema pero muchas veces el problema que nos encontramos los aficionados a la animación es precisamente que la gente no entiende que con veintimuchos años vea "dibujos", y es algo que nos han inculcado tan profundamente desde yankilandia que nos lo creemos.

Tenma 08/13/2009 12:28

Es indudable que la animación es la vanguardia, y que sus argumentos y tipo de dibujo siguen asombrando a aquellos que la ven por primera vez. Y lo mejor es que cada día hay dibujantes nuevos que hacen cosas novedosas y preciosas, cosa que en EE.UU y Europa no pasa. Sinó fijaos, la última película de animación que ganó en Cannes, "Vals con Bashir" intenta de alguna forma hacer el tipo de animación que haría un estudio japones, mezclando 2D y 3D.