Reflexiones de un Akiba-kei

Publicado en por Kenji



Hace muchos años que soy aficionado al manga y al anime. Todo empezó en el año 1989 cuando vi Akira en un cine de mi ciudad. Mucho ha llovido desde entonces.  Han cambiado muchas cosas en España desde ese año y por supuesto ha cambiado el perfil del lector de manga o del aficionado al anime. En  aquella época había poca información acerca de autores, obras y aficiones paralelas  que hoy todos sabemos que están muy ligadas al manganime como por ejemplo el cosplay.

Hoy cualquier aficionado sabe pronunciar alguna que otra frase en japonés, intenta ir de vez en cuando a un restaurante en el que puede degustar comida del país que produce miles de mangas y anime, compra figuras de personajes de sus series favoritas y por supuesto intenta hacer un cosplay para el próximo salón, feria o evento relacionado con la cultura manga y otaku.

Muchos dirán que es todo un logro que en un país en el que comprar un manga es muy caro con respecto a otros países europeos como son Francia o Italia, haya tantos aficionados y tanta pasión por todo lo que tenga relación con el manga y Japón. Otros dirán que al otaku aún se le considera una especie rara y que la culpa es de la sociedad que no es capaz de entender que a alguien le pueda interesar y gustar todo lo que llega del Sol Naciente.

Estamos viviendo un buen momento en el que parece que la sociedad empieza a aceptar nuestra afición, y sin embargo hay voces que dicen todo lo contrario:  que el otaku en España está aún en el inframundo . Creo que antes de culpar a alguien deberíamos plantearnos si realmente los aficionados españoles estamos haciendo las cosas correctamente. Hay asociaciones, muchos salones y ferias a lo largo y ancho de nuestra geografía en las nos juntamos, enseñamos nuestros cosplay, nos abastecemos de mangas que después devoraremos en nuestras casas y compramos figuras. Es posible que el planteamiento no sea el correcto. Creo que un salón dedicado al manga y al anime debe ser algo más que comprar merchadising y hacer cosplay. Seguimos emperrados en visitar año tras año eventos que se han olvidado de lo que realmente importa: el aficionado. Lo que ocurre es que estas concentraciones otaku,  bajo mi  punto de vista están confeccionadas para generar beneficios en editoriales y distribuidoras de animación. Es un hecho que mientras las presentaciones de mangas, mesas redondas y charlas con mangakas de prestigio están prácticamente desiertas, los aficionados están ocupados agrandando su colección en las casetas distribuidas por los recintos feriales adaptados para este tipo de eventos. Realmente ¿estamos ante verdaderos salones de manga?,  o, ¿estamos ante una especie de “Comiket” venido a menos?  Un Comiket en el que por no haber,  no hay ni  un espacio para los dibujantes españoles que dedican tiempo y esfuerzo a realizar una obra que nunca o en contadas ocasiones ven la luz.

¿Es esto lo que queremos?, estamos alimentando día a día este tipo de de eventos por que nos ofrecen una serie de actos en los que podemos ser de alguna forma “nosotros mismos”. Nos estamos equivocando. Criticamos a diestro y siniestro contra aquellos que piensan que leer manga o ver anime es algo de niños; que nos recluimos en nuestro propio mundo de fantasía animada. Sinceramente el error parte del propio aficionado. Es cierto que sigue habiendo gente desinformada que habla por hablar sin tener conocimiento del tema en cuestión.  Pero al que no sabe hay  que  enseñarle. De nada sirve arremeter contra alguien que piensa de una forma si nosotros mismos no damos argumentos validos para respaldar nuestras propias convicciones. Nos vanagloriamos de saber todo lo que hay que saber acerca de manga, anime, Japón y sus costumbres, pero es todo pura fachada en muchas ocasiones. Asociaciones otaku y salones de manga deberían potenciar e intentar que los aficionados adquirieran esos conocimientos , o cuando menos acercar la cultura japonesa a aquellos que la desconocen por completo.

 Muchas veces cuando vemos anime nos vamos a lo fácil. Nos ponemos delante de la tele o del ordenador y nos atiborramos una y otra vez del mismo tipo de series. Series que parecen clones unas otras, con argumentos más que repetidos y trillados. Hay otro tipo de anime, diferente, con argumentos que se salen de lo convencional, con un estilo poco corriente y que en muchos casos mezclan técnicas novedosas con las convencionales y el resultado es francamente sorprendente, fresco y fuera de lo común. Por lo general desde publicaciones supuestamente especializadas nos recomiendan mangas y animes pero una y otra vez nos cuentan lo mismo de siempre. ¿Por qué estas publicaciones no muestran interés por aquello que no es conocido? Sinceramente, muchos de los redactores de estas revistan  tienen una visión poco amplia de lo que es el manganime, de los nuevos autores y sus obras y por lo general aquello que no comprenden, automáticamente lo tachan de perjudicial para la salud mental del otaku. Estos redactores como profesionales o semiprofesionales que se supone que son deberían tener más conocimientos, hacer labores de investigación, ser más cautos y respetuosos a la hora de emitir juicios.

El problema es tan sencillo como su solución. Intentemos no hacer una y otra vez los mismos eventos. Hay mil y una actividades que nunca se han hecho y que están esperando a que alguien decida llevarlas a cabo y que posiblemente los aficionados agradezcan que se hagan.

No caigamos en una espiral que nos lleve a creer que somos únicos y estupendos. El manga y el anime es una afición como otra cualquiera, y la gente lo sabe, lo acepta. En nuestras manos está cambiar ciertos hábitos y prácticas.

 

Etiquetado en Opinión

Comentar este post

Sakmo 08/12/2009 20:22

Gran reportaje de opinión el de hoy Kenji. Yo no lo podría expresar mejor.

Leire 08/12/2009 19:15

Estoy en de acuierdo con Kenji, al que no sabe hay que enseñarle. Claro que hay ignorantes, pero tratandolos de lerdos no vas a conseguir que entiendo aunque sea un poquito lo que es el manga y el anime y por que lo vemos. Respeto para todos, que despues nos quejamos que nos tratan mal, pues ya me dirás, es imposible que lo hagan mientras sigamos dando leches (de manera figurativa) por ahi al que que no sabe!

Sora 08/12/2009 18:19

Cuanto tiempo sin leer nada en tu blog!!!me ha gustado tu planteamiento aunque la verdad es que sigo creyendo que aun hay mucha gente que no se entera de nada y critica a las personas que ven anime. Deberían informarse antes de hablar.

Gatsu 08/12/2009 12:48

Ostras Kenji, pedazo vacaciones que te has cogido en blog!!! Tienes mas razon que unsanto. Ha llegado un punto en que creemos que la sociedad esta contra nosotros solo por que vemos anime y leemos manga y no nos damos cuenta de qwue somos unos quejicas. Como es posible que pensemos eso si desde ayuntamientos y estamos apollan la ceración de eventos y salones de manga por toda españa. Creo que esto solo ocurre con nuestra afición.

Mapache 08/12/2009 12:38

Cuanto tiempo sin escribir Kenji!!!Bueno has elegido un tema complejo, para que nos vamos a engañar. Tienes mucha razon en lo que dices. Creo que nos hemos olvidado de lo que significa un salón o un evento para otakus y creo que falta mucho para que en España se organice un salón del manga decente y no una mercado en donde ir a comprar los tomos que nos faltan.