Nouvelle Manga: la globalización llega al manga

Publicado en por Kenji



Hay tres tipos de narración visual, una es la  Bande Dessinne franco-belga,otra es el comic  estadounidense e  Inglés y por supuesto el manga japonés. A pesar del aislamiento geográfico y cultural que permitió a cada uno desarrollar su particular modo de creación, las tres tradiciones tuvieron un desarrollo paralelo.

En los últimos veinte años se da algo insólito. La globalización ha hecho posible que los tres estilos más famoso acaban con esa barrera que parecía inexpugnable. La reciente explosión  y éxito de las mal llamadas novelas gráficas en los Estados Unidos,  creo que se debe a que los lectores ya no solo quieren a un héroe patriota que salva al pueblo cada vez que este lo necesita.

La globalización hace posible alianzas creativas. Una de esas alianzas aunque no por ello algo extraña es sin lugar a dudas  la Nouvelle Manga, que llega de la mano de creadores de BANDE DESSINEE (BD) y un manga conceptual. Esa es su carta de presentación y su estandarte. Su creador y crítico, Frederic Boilet, funda el movimiento en el año 2001 y desde entonces ha publicado de un impresionante conjunto de trabajos procedentes principalmente de Francia y Japón y que tienen presencia en en más de nueve países e idiomas diferentes. Aunque se dice que Boilet fue el fundador de la Nouvelle Manga, bajo mi punto de vista esto no es correcto, creo que si alguien empezó a fundir estilo ese sin duda fue Moebius (Bélgica) autor que en ocasiones ha dicho que tiene influencias del japonés Jiro Taniguchi.

Boilet debutó como dibujante de BD durante la década de 1980.  El mercado francés en aquel momento estaba dominado por las historias de ciencia ficción y fantasía. Boilet recibió una beca de la editorial Kodansha y pasó un año en Tokio. Fue  uno de los primeros occidentales invitados a aprender el oficio de crear manga japonés.

Sus historia tienen un componente autobiográfico pero con toques de humor. Algunas de sus obras  autobiagráficos son Love Hotel (1993), Tôkyô est mon jardin (1997) y Demi-tour (1997). Frédéric Boilet  vive en Japón y sus obras y trabajos como Tôkyô est mon jardin y Demi-tour al año siguiente han sido traducidos.  En 1998  empezó a hacer trabajos para revistas manga a convirtiéndose en un raro ejemplo de historietista occidental con cierto éxito en el mercado japonés.

En 2001, en el certamen de conmemoración de la publicación simultánea en Francia y Japón de Yukiko's Spinach fue aclamado,y Boilet lanzó el movimiento de La nouvelle manga en Tokyo, que buscaba combinar el sofisticado manga de la vida cotidiana, y el estilo artístico de las historietas franco-belgas. En 2003 publicó en Francia y Japón la obra Mariko Parade, en colaboración con la mangaka Kan Takahama.

No estoy muy seguro de que realmente esta nueva corriente o nueva etiqueta mitad acuñada por el director artístico de la revista japonesa Comikers y el propio Boilet, autor e impulsor de este concepto sea el todo compresible y asumible por algunos aficionados que no ven con buenos ojos ciertas premisas y explicaciones que los autores de la Nouvelle dan para explicar la realidad de sus trabajos. Algún día con más información intentaré hacer una crítica más personal y detallada de la Nouvelle manga.

 

 


Etiquetado en Manga

Comentar este post

Helena 06/13/2009 23:56

Acabo de empezar con esto del manga y ya me pierdo con tantos estilos diferentes. Gracias por la informacion del articulo!

Troy 06/13/2009 23:28

Pues si, a`prendiendo un poco más con este articulo tan chulo!

LoL 06/13/2009 23:27

Buen reportaje, como siempre aprendiendo un pco más sobre manga.

Larc 06/13/2009 22:57

Que pasada, Moebius y manga. Francia y manga!!!y aquí en España con Dragon Fall y Raruto- Que están bien,pero... no es serio!!!!

Rakka 06/13/2009 20:28

Gracias Kanna!!!!!!!menuda alegria que me acabas de dar!