Uchuu no Stellvia

Publicado en por Kenji



El  anime del hoy hablo se llama Uchuu no Stellvia. Es una de las animaciones que más me ha impactado este año. Es un anime del que muchos deberían de aprender en gran cantidad de aspectos. Correré el mayor riesgo de mi vida sabiendo que puedo ser castigado por los dioses debido al sacrilegio que voy a decir ya que: seguramente es la mejor "Ópera Especial" jamás realizada. Muchos fans de Macross o Gundam estarán en estos momentos anodadados pensando que estoy sobrevalorando este anime. No pongo en duda la calidad de estas sagas legendarias, pero Uchuu no Stellvia da una vuelta de tuerca a la típica historia espacial, estancada en los mismos argumentos pero con distintos personajes.

En el año 2167, La Tierra sufre un enorme daño debido a una gran onda de radiación electromagnética procedente de una supernova. Desde entonces, los humanos han trabajado juntos para sobreponerse al desastre. La historia, situada 189 años después, en el 2356, nos presenta un mundo donde la paz reina no solo en La Tierra. Los seres humanos han colonizado el Sistema Solar utilizando para ello enormes estaciones espaciales llamadas "fundaciones", entre las cuales tenemos a stellvia. Durante décadas dichas fundaciones se han estado preparando para el mayor acontecimiento de la historia de la humanidad. Tras la enorme ola de radiación que devasto el planeta hace casi dos siglos, la llegada de una segunda ola aun más destructiva centro los esfuerzos de la humanidad para evitar su propia destrucción. A diferencia de la primera oleada, saben de su existencia y poseen los medios tecnológicos y humanos para evitarla. El día de la Gran Misión, donde las fundaciones se harán cargo de la última defensa de la humanidad, se acerca.

 

La historia se centra en Katase 'Shipon' Shima, una prometedora estudiante cuyo sueño es la de ver el espacio como piloto espacial. Consigue una beca para estudiar en la Fundación stellvia, situada en la órbita de La Tierra.

 

Hasta aquí solo el resumen del primer capítulo, y no debería contar mas ya que si tuviera que resumir en una palabra las impresiones de esta serie, seria "emoción". La historia es sencilla y esa es su mayor virtud. Estamos en una época en la que los animes cuyas historias son cada vez más complejas e inasumibles con un primer, segundo o tercer visionado, obligándonos a tener que visitar paginas, foros y chats en Internet para comprender toda la magnitud de la trama, stellvia hace algo completamente diferente. Lo dicho, historia sencilla y sin mayores complicaciones, pero no por ello simple y falta de interés... ¡todo lo contrario! Todo lo que hace magnifico de esta serie se centra en lo inesperado. No somos espectadores omnipresentes que sabemos lo que está sucediendo en todo momento a diferencia de los personajes protagonistas, sino que formamos parte de ellos. Tampoco la trama se nos devela en un solo capitulo de golpe, por lo general en los últimos capítulos, sino que esta se desvela muy poco a poco con una tensión y emoción dignos de elogio. Suceden acontecimientos que no nos esperábamos al igual que los protagonistas y desconocemos lo que sucederá en un futuro próximo, acontecimientos que por supuesto no he de contar, incluso hablando en este tono cuento demasiado, porque si desde un principio todo parece desvelado de antemano debido a las preparaciones para La Gran Misión, pero como buen anime que es, nada es tan simple como se quiere aparentar en un principio. Los creadores de stellvia lo sabían, es por eso que en el opening no se nos muestra absolutamente nada relevante.
Hasta aquí el anime es apasionante, pero stellvia también emociona. ¿A que me refiero con esto? Muy pocos animes pueden presumir de provocar admiración, escalofríos y un sinfín más de emociones al mismo tiempo y con una sola imagen. Todo anime de calidad debe de tener una imagen imborrable para conservar en nuestra memoria. En la serie, dicha imagen la tenemos casi al comenzar, al final del primer capítulo. El cohete en la que viaja la protagonista se acerca a la Fundación junto con los nuevos estudiantes. Es en ese momento, cuando stellvia decide recibir a sus nuevos alumnos a lo grande. Todas las naves monoplaza de la estación espacial se movilizan al mismo tiempo en un espectáculo visual sin precedentes. De stellvia, cuya forma se aproxima mucho a la de una flor sin hojas, emergen cientos de haces de luz provocadas por las estelas de las naves en un maravilloso florecimiento espacial, envolviendo inmediatamente el cohete de transporte en una intensa lluvia de color. En ese momento, Shipon, nuestra protagonista, estrecha su mano a la que se convertirá en su mejor amiga y en su principal apoyo para superar todos los problemas en los que se verá inmersa.





 

Esta es la explicación de lo que es y significa Kopeito, una de las cosas que parecen insignificantes en Stellvia, pero que es parte importante y casi diría esencial en esta historia.:

Kompeito, también escrito como konpeito (japonés: 金平糖,金米糖, o金饼糖en Kanji, oこんぺいとうコンペイトーen kana, konpeitō) es un dulce japonés originalmente realizados en Portugal.

La palabra "konpeito" viene de la palabra portuguesa confeito, que significa azúcar Se introdujo en Japón en alguna durante los siglos XV y XVI por los comerciantes de Europa. La infraestructura y la tecnología de refinamiento de azúcar aún no se había establecido en Japón en esos días. Como el konpeito utiliza una gran cantidad de azúcar, es muy raro y caro. En 1569, Luis Frois, un misionero portugués, presentó un matraz de konpeito a Oda Nobunaga, a fin de obtener el permiso de trabajo para la misión de la cristiandad.

En el periodo Meiji, konpeito ya formaba parte de la cultura japonesa y era uno de los dulces más cotizados de Japón. Hada de Azúcar Ciruela se tradujo en: konpeito no sei (japonés: 金平糖の精, Hada de konpeito) en el Cascanueces.

Konpeito tiene de 5 a 10 milímetros de diámetro. Cada pieza está cubierta con diminutas protuberancias, que se producen en el proceso de cocción. Por lo general, se tarda de 7 a 10 días para hacer konpeito que incluso hoy en día son hechos a mano.

El Konpeito se hace con una ducha de azúcar en el agua en una bañera gigante llamado hilado dora. Este proceso de formación forma parte de  la ingeniería molecular, ya que estas protuberancias no se forma si no se hila rápido.







 

 

Son estas cosas las que hacen grande un anime. Uchuu no Stellvia lo es


Opening

 



 


 

 

 

 

 

 

Etiquetado en Anime Experimental

Comentar este post

Kuchiki 05/08/2009 18:45

Hay momentos de autentico orgasmo en este anime. Lo digo en serio. Que momentazos tiene!!!

Krauser II 05/08/2009 18:44

Ya no es solo eso. Los entrenamentos son espectaculares, y la via de Shipon y sisus problemas trascienden en la historia.

Leela 05/08/2009 18:43

La tienes que ver, lo te va a defraudar. Como dice Kenji, hay images imborrables a lo largo de todo el anime, sobre todo la llegada a la Fundacion.

Kronos 05/08/2009 18:42

Tengo que verlo.Soy fan de Gundam y Macross, pero no habia oido sobre Stellvia y si decis que es tan buena, puffffffff, tengo que verla...

Krauser II 05/08/2009 18:41

A mi me emociono desde el primer capitulo y me engancho tanto que me la vi en dos dias. Impresionante!!